kobe bryant habla de retirar la camiseta de pau

Phil Jackson encontró la fórmula para que el temido el temido Dwight ‘Superman’ Howard fuese una caricatura del pívot que ha hecho temblar las zonas camiseta kobe bryant 8 esta temporada. Bynum se cargó rápidamente de personales, por lo que tuvo que ser el de Sant Boi el que tuviese que transformarse en el ‘Lex Luthor’ particular de ‘Superman’. 18): Fisher (9), Bryant (40), Ariza (3), Gasol (16), Bynum (9) -cinco inicial-, Odom (11), Walton (9), Farmar (-), Powell (3), Vujacic (-), Brown (-) y Mbenga (-). Entre Bynum, y especialmente Pau Gasol (que le forzó dos cruciales faltas en ataque), desquiciaron al pívot más dominante de la NBA, que acabó con unos pírricos 12 puntos (sólo una canasta en juego), aunque al menos atrapó 15 rebotes.

Los Angeles Lakers - SomosBasket Desde el primer minuto las miradas de Kobe Bryant y Pau Gasol delataban que algo grande podía ocurrir en el Staples Center, y unos acongojados Magic no pudieron evitarlo. El único que se salvó de la quema en los Magic fue un Mickael Pietrus que se ha reinvidicado como un jugador de primer nivel, y un ‘sexto hombre’ de lujo, en los presentes ‘playoffs’. Fue Nike, la compañía, el patrocinador y el consejero que contribuyó a salvar a Kobe Bryant -al personaje Kobe Bryant, mejor dicho- de sí mismo. La corporación Nike, una vez más, demostró ser la mejor de las empresas vinculadas al mundo del deporte a la hora de crear una estrategia de apoyo a una de sus estrellas. La compañía estadounidense Nike, que ya era el patrocinador principal de Kobe durante el nefasto affaire de Colorado, siempre se mantuvo al lado de su estrella al revés que otros sponsors.

Howard se topó una y otra vez contra el muro de Sant Boi, y sus compañeros no supieron reaccionar ante la manifiesta inferioridad de su estrella. El patrón es siempre el mismo: Nike hace florecer a un personaje -casi siempre falso- a la vez que oculta con éxito las miserias de la persona que habita tras ese personaje irreal. Junto a él, fallecieron otras siete personas, entre las que se encontraba su hija Gianna. Es cierto que, alguna que otra vez, las alegaciones contra Kobe, el recuerdo de aquel nefasto día, vuelve a la superficie. Garnett acabó abandonando Minnesota en 2007 en busca de ese anillo que, quedaba claro, nunca podría conseguir con los Timberwolves. La búsqueda de zapatos devuelve un mensaje que dice: “El producto que busca ya no está disponible”. En realidad la moraleja de esta historia es que el mundo del deporte, y en gran medida los aficionados al deporte, casi siempre olvidan, y casi siempre perdonan, el lado oscuro de sus ídolos.

Los discretos 47 puntos en el mate decisivo de Gordon, tras un tremendo salto sobre el gigante Tacko Fall, decantaron el triunfo del lado de Derrick Jones Jr. Pero Kobe cambió su número de camiseta, ganó un par de títulos de campeón de la NBA y abrazó su lado oscuro creando junto a Nike el personaje de Black Mamba. 24: El número que lució en su camiseta desde la temporada 2006-07 y que sustituyó al 8. Será uno de los grandes protagonistas en la ceremonia de este lunes. Creo que se trata de la más grande y mejor arena en la que lidiar con los temas clásicos, realizar hallazgos en lo sobrenatural y lograr multiplicar el número y la pasión de los espectadores. Mi cerebro se niega a aceptar que tanto Kobe como Gigi no están. Y, por cierto, Kobe nunca ha dejado de estar en el top-10 de este ranking desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *